Confederación Hidrográfica del Guadiana entrega dos barcas a la Unidad Militar de Emergencias para actuaciones especiales

06-06-2019

Banner del portal de transparencia

La delegada del Gobierno en Extremadura, Yolanda García Seco, ha asistido hoy en Mérida al acto de entrega por parte de la Confederación Hidrográfica del Guadiana de dos barcas a la Unidad Militar de Emergencias para su uso en actuaciones especiales.

El acto de entrega de estas dos barcas, modelo “Marine 1648 jon” ha estado protagonizado por el presidente de la CHG, Samuel Moraleda, y el Teniente Coronel Juan Esteban Rodas, Jefe del Primer Batallón de la UME. Estas barcas han sido entregadas a la UME por sus características, ya que al ser metálicas y tener poco calado son muy adecuadas para actuar sobre ríos o inundaciones en zonas de poca profundidad y con obstáculos.

Tanto el presidente de la Confederación como la Delegada del Gobierno han hecho balance de la situación del camalote en el río Guadiana, señalando que tras la primera fase del plan de choque puesto en marcha en septiembre de 2018 ya se han recogido 250.000 toneladas de esta planta. García Seco ha explicado que “en estos momentos nos encontramos en la fase de vigilancia, puesto que estamos en la época en la que la planta crece con más intensidad y no es conveniente su retirada. En esta fase, en la que trabajan en torno a cien personas más el personal de la Confederación, se están vigilando las orillas de los 70 kilómetros que ya se han limpiado del río para retirar de manera inmediata las pequeñas plantas que pudieran ir apareciendo”. En este sentido la delegada ha agradecido la colaboración tanto de ciudadanos como de las asociaciones en defensa del río por su vigilancia y avisos sobre las apariciones del camalote,

El presidente de CHG, Samuel Moraleda, ha explicado también que en estos momentos se están vigilando las barreras de contención, tanto fijas como  las flexibles para evitar la extensión de la planta a las zonas limpias; del mismo modo ha recordado que con la llegada del próximo invierno se acometerá una nueva fase intensiva de limpieza del río en los tramos en los que todavía la presencia del camalote es importante.