José Blanco supervisa las obras de la Línea de Alta Velocidad en el entorno de la Sagrada Familia

Blanco visita templo

22/09/2009

El ministro de Fomento, José Blanco, ha supervisado hoy en Barcelona las obras de la Línea de Alta Velocidad Ferroviaria en el entorno de la Sagrada Familia, pertenecientes al tramo Sants-La Sagrera.

El ministro ha querido así conocer in situ las características técnicas de este proyecto y las pruebas y los trabajos previos a la construcción del túnel que está desarrollando el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), y ha mostrado especial interés en los referidos al refuerzo de la seguridad y estabilidad del templo.

El tramo Sants-La Sagrera de la línea de alta velocidad tiene una longitud de 5,64 kilómetros de longitud y discurre en túnel hasta la futura estación de La Sagrera. Los primeros 422 metros y los últimos 395 metros se realizarán mediante el sistema de falso túnel entre pantallas, mientras que los 4.823 metros restantes se construirán con el empleo de tuneladora.

Con la solución adoptada, se consigue que el túnel entre Sants y La Sagrera no discurra en ningún punto de su recorrido bajo edificios, y lo haga siempre por la zona central de las calles Mallorca, Diagonal y Provença.

Con carácter previo al paso de la tuneladora, en el tramo de su recorrido junto al templo de la Sagrada Familia, distante más de un kilómetro de la boca de inicio de la perforación, y dada su singularidad estructural, se ha dispuesto una protección específica mediante una pantalla permeable de pilotes de 1,5 metros de diámetro y unos 40 metros de profundidad.

Esta barrera aislará el templo de las obras de ejecución del túnel. Además se construirá un dado longitudinal de hormigón junto a la pantalla de 3x3 metros, y se mejorará el terreno mediante inyecciones de consolidación.

Últimas actuaciones
Las últimas actuaciones en la obra comenzaron el pasado 8 de septiembre, con la construcción de las pantallas del pozo de las calles Mallorca-Padilla en Barcelona para el túnel de la Línea de Alta Velocidad.

La instalación se utilizará como punto de mantenimiento de la tuneladora y, posteriormente, tendrá la función de pozo de ventilación y salida de emergencia del túnel.

El pozo tiene una estructura circular formada por pantallas con un diámetro interior de 19,7 m. Para su ejecución se empleará una máquina hidrofresa, un sistema que ofrece máximas garantías de seguridad y minimiza el impacto sobre el terreno. Esta máquina colocará las pantallas, de 1 m de espesor, hasta una profundidad de 46,5 m, de modo que la parte superior estará situada a una altura de 38,8 m respecto a la contrabóveda (suelo) del túnel.

La profundidad de la excavación interior será de 41 m, con lo que está previsto extraer 12.500 m3 de materiales. Para la realización de las pantallas, se utilizarán 3.500 m3 de hormigón, 200.000 kg de acero y 20.000 kg de barras de polímero reforzado con fibra de vidrio.

Previamente, se habían realizado el desvío y reposición de los servicios y canalizaciones afectadas, el montaje de las instalaciones, la ubicación de la maquinaria necesaria para ejecutar la construcción del pozo y otros trabajos previos.

Nota de prensa (PDF)