El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente invierte 22 millones de euros en las obras del interceptor general del río Sar


El delegado del Gobierno y el presidente de la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil han realizado hoy una visita para ver los avances de la actuación comprometida por el Estado en Santiago de Compostela

18-11-2013

El delegado del Gobierno y el presidente de la CH Miño Sil atienden a las explicaciones de los técnicos

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA), a través de la Dirección General del Agua, acomete las obras del proyecto del interceptor general del río Sar. Tramo: Pontepedriña- EDAR Silvouta en Santiago. Una obra comprometida por el Estado, en cuya ejecución se invierten más de 22 millones de euros, y que ha sido desbloqueada por el MAGRAMA en julio de este año, cuando se retomaban las obras que se habían paralizado en septiembre de 2011.

El delegado del Gobierno en Galicia, Samuel Juárez, acompañado por Francisco Marín, presidente de la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil, organismo responsable de la dirección técnica del proyecto, han realizado hoy una visita a la zona para supervisar el avance de las actuaciones comprometidas por el Estado. En el recorrido han estado acompañados por el alcalde de Santiago, Ángel Currás, y por el conselleiro de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras, Agustín Hernández.

La dirección de las obras ha realizado in situ una exposición detallada de las actuaciones y de la cronología de los trabajos que se están llevando a cabo. Unos trabajos, tal y como señaló Samuel Juárez, “que siguen avanzando en el objetivo de mejora del saneamiento de Santiago y que evidencian los esfuerzos del Gobierno al poner en marcha una obra prioritaria para la ciudad en materia de depuración de aguas, cumpliendo con los objetivos establecidos en la Directiva Marco del Agua”.

En ese sentido, Juárez quiso hacer hincapié en el compromiso del MAGRAMA con la política medioambiental, dirigida a trabajar para “preservar recursos y servicios de los que depende nuestro bienestar”.

PROYECTO El proyecto describe la remodelación del sistema actual de saneamiento y el control de las aguas de tormenta de las cuencas vertientes al río Sar. El tramo en ejecución, comprendido entre Pontepedriña y la EDAR de Silvouta, consta de un interceptor general y de siete incorporaciones que recogen los vertidos de Conxo, Fervenza, Milladoiro, Vidán, Brandía y Laraño, y diseñada para tratar los vertidos de una población a futuro de más de 67.000 habitantes.

Más en detalle, las obras consisten en la ejecución de un tramo de interceptor y diferentes colectores de secundarios que se incorporarán al mismo mediante estanques de tormenta o arquetas de control. La longitud total de tubería es 9,3 km y sus diámetros varían entre 300 y 1.800 mm. El interceptor es de 5,7 km y sus diámetros de 1.600 y 1.800 mm, utilizando en 2,3 km la técnica de hinca, que permite su ejecución sin abrir zanjas y con reducidas afecciones. Se ejecutan en las incorporaciones 6 aliviaderos y 2 arquetas de control.

Estas actuaciones incluyen la rehabilitación de 2,0 km de colectores existentes para su aprovechamiento como colectores secundarios o de conexión entre las estructuras de control y el interceptor.

Las obras, que habían sido paralizadas en septiembre de 2011, han sido retoman este año por el MAGRAMA y se encuentran actualmente ejecutadas en un 60%. Su finalización está prevista para el año 2015.