Estrategia Nacional frente al Reto Demográfico

Estrategia Nacional frente al Reto Demográfico

Estrategia Nacional frente al Reto Demográfico

En la VI Conferencia de Presidentes de enero de 2017 se acordó la necesidad de abordar el reto demográfico como una cuestión de especial relevancia para nuestro país. Así, se adquirió el compromiso de trabajar en la elaboración de una Estrategia Nacional frente al Reto Demográfico y se definieron como ejes de actuación la despoblación, el envejecimiento y los efectos de la población flotante.
Las Directrices Generales aprobadas en el Consejo de Ministros del 29 de marzo de 2019 plantean una Estrategia de carácter global y transversal, desde una perspectiva multidisciplinar y con la participación de todos los departamentos ministeriales. Siguiendo el encargo inicial, para la elaboración de la Estrategia se ha contado con la colaboración de las comunidades autónomas, las ciudades con Estatuto de Autonomía y las entidades locales.

Objetivos de la Estrategia Nacional frente al Reto Demográfico

El objetivo general de la Estrategia es el de sentar las bases de un proyecto de país que garantice la igualdad de oportunidades y el libre ejercicio de los derechos de ciudadanía en todo el territorio, a través de:

  • la coordinación y cooperación de todas las administraciones públicas,
  • el aprovechamiento sostenible de los recursos endógenos y
  • la estrecha colaboración público – privada

Para ello, se establecen siete objetivos transversales, como condiciones necesarias para su adecuado desarrollo e implementación:

  • Garantizar una plena conectividad territorial, con una adecuada cobertura de internet de banda ancha y de telefonía móvil en todo el territorio, de acuerdo con la Agenda Digital Europea 2020.
  • Asegurar una apropiada prestación de servicios básicos a toda la población en condiciones de equidad, adaptada a las características de cada territorio.
  • Incorporar el impacto y la perspectiva demográfica en la elaboración de leyes, planes y programas de inversión.
  • Avanzar en la simplificación normativa y administrativa, para los pequeños municipios, con el fin de facilitar la gestión de los ayuntamientos.
  • Eliminar los estereotipos y poner en valor la imagen y la reputación de los territorios más afectados por los riesgos demográficos.
  • Mejorar los mecanismos para una mayor colaboración público – privada, potenciando la incorporación de los factores demográficos en la responsabilidad social del sector privado, para convertir todos los territorios en escenarios de oportunidades.
  • Alinear las líneas de acción de la Estrategia con el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y de la Agenda 2030.

La Gobernanza de la Estrategia Nacional frete al Reto Demográfico

La Gobernanza de la Estrategia Nacional frete al Reto Demográfico

El esquema de actuación en el que se ha trabajado es el de la colaboración, cooperación y coordinación de todas las administraciones públicas implicadas, es decir, las Comunidades Autónomas, las ciudades con Estatuto de Autonomía y las Entidades Locales, sin olvidar la dimensión internacional, que se plasma en la importancia de la Unión Europea y sus políticas.

También se ha incluido a la sociedad civil a la hora de delimitar la naturaleza del problema y plantear distintas alternativas de actuación. Esto ha dado lugar a un modelo de multigobernanza en torno a la Estrategia, que requiere no sólo de la realización de un diagnóstico conjunto, sino que necesita de compromisos en todos los niveles y de todos los actores, para poder poner en marcha las líneas estratégicas sobre las que se articularán las medidas concretas.

Grupos de Trabajo

Desde esta visión transversal y general adoptada para la elaboración de la Estrategia Nacional frente al Reto Demográfico, se han creado diversos grupos de trabajo, como instrumentos esenciales para facilitar la colaboración y cooperación de todos los actores implicados.

Grupo de trabajo interministerial

En él participan todos los departamentos ministeriales y donde se debaten propuestas, pasos a seguir, medidas sectoriales específicas que afectan o pueden afectar a los distintos ejes del reto demográfico.
A partir de la definición de una metodología de trabajo con todos los ministerios para garantizar el carácter transversal de la Estrategia frente al Reto Demográfico, se ha ido incorporando la perspectiva demográfica en las actuaciones sectoriales, presentando los planes y programas vinculados a objetivos estratégicos frente al reto demográfico (despoblación, envejecimiento, dispersión, masculinización, sobrepoblación estacional, etc.).

Grupo de trabajo institucional de Comunidades Autónomas y representantes de la FEMP

Este grupo de trabajo se constituye en septiembre de 2018, atendiendo al Acuerdo de la Conferencia de Presidentes. A lo largo de los meses siguientes se han celebrado reuniones periódicas sobre los tres ejes de la estrategia (despoblación, envejecimiento y estructura demográfica, y, finalmente, efectos de la población flotante).
En estas reuniones se han expuesto las situaciones específicas de cada territorio, los programas y medidas que están implementando en cada ámbito, así como las demandas que se consideran más importantes para cada una de las cuestiones analizadas. Este grupo de trabajo se configura como una herramienta esencial de coordinación y colaboración interterritorial en el desarrollo y la implementación de la Estrategia.

Grupo de trabajo específico sobre Reto Demográfico en el marco de la Comisión Nacional de Administración Local

Para completar los mecanismos de colaboración en la elaboración y aprobación de la Estrategia, se constituye, en el marco de la Comisión Nacional de Administración Local, un grupo de trabajo específico sobre Reto Demográfico, que abre una interlocución directa con representantes de ayuntamientos y de diputaciones.

La Estrategia Nacional frente al Reto Demográfico en la Agenda 2030

La Estrategia Nacional frente al Reto Demográfico en la Agenda 2030

La Agenda 2030 y la Estrategia Nacional frente al Reto Demográfico son dos perspectivas de un mismo proyecto de país. Los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) se cumplen si hay cohesión territorial, y el reto demográfico se afronta trabajando, a medio y largo plazo, en el cumplimiento de los ODS.

La Agenda 2030 establece las bases para una adecuada remuneración de los bienes por parte de toda la sociedad, lo que ha de formar parte del nuevo contrato social, en este caso, entre el mundo rural y el urbano. En la Agenda 2030, universal e integrada, no puede haber ciudades sostenibles sin áreas rurales sostenibles.

Las Directrices Generales de la Estrategia Nacional frente al Reto Demográfico es un ejemplo de política que incide de manera directa en varios de los objetivos de desarrollo sostenible y dispone de una visión integral e integrada de la acción política. Están alineadas con la Agenda 2030, para avanzar en el cumplimiento de 7 ODS y 11 metas.