El Gobierno de España impulsa 21 convenios de 27,5 millones de euros con Melilla durante 2018


Han tenido especial importancia los acuerdos en materia educativa, pero también han abarcado vivienda, empleo o la desalinizadora

08-08-2019

El Gobierno de España impulsó 21 convenios con Melilla durante el pasado año 2018, tal y como se desprende del Informe anual sobre los convenios de cooperación entre el Estado y las comunidades autónomas suscritos durante el pasado año que ha elaborado el Ministerio de Política Territorial y Función Pública.

En cuanto a la aportación financiera a los convenios y acuerdos llevados a cabo entre la Administración General del Estado y la Ciudad Autónoma, señalar que el Estado aportó más de 20 millones de euros, mientras que la aportación de la Ciudad superó los 7 millones de euros, hasta alcanzar entre ambos la cifra de 27,5 millones de euros.

En total, los convenios o acuerdos del Estado con las diferentes comunidades autónomas supusieron el pasado año los 603, con los que el Gobierno de Pedro Sánchez ha canalizado uno de los objetivos que se fijó en la agenda territorial desde su toma de posesión en junio de 2018, como es impulsar el uso y desarrollo de instrumentos que garanticen que las actividades que desarrollan el Estado y las comunidades autónomas sean coherentes y complementarias.

Estos instrumentos de cooperación resultan necesarios para asegurar el mejor uso de los recursos materiales y humanos de las diferentes administraciones públicas, evitando posibles duplicidades administrativas y respetando las competencias de cada administración, y ello con el fin de que los servicios públicos que se prestan a los ciudadanos se desarrollen de forma concertada y que sus objetivos sean compartidos por los diferentes niveles administrativos.

En nuestra ciudad han tenido especial importancia los acuerdos en materia educativa, en especial para atender las interrelaciones de las políticas sociales de Melilla en el sistema educativo. Así, cabe destacar convenios como el suscrito para el apoyo técnico en Educación Infantil en centros docentes sostenidos con fondos públicos curso escolar 2018-2019; el de atención socioeducativa a menores con riesgo de exclusión cuya lengua materna no es el castellano en centros escolares públicos del Ministerio en Melilla; La subvención para la implantación de escuelas infantiles de primer ciclo o los programas de compensación educativa para desfavorecidos.

Pero los acuerdos alcanzados por ambas administraciones abarcan amplias áreas, así lo demuestran convenios tales como el Plan Estatal de vivienda 2018-2021; la gestión de ayudas para desplazamientos a la península de deportistas no profesionales para competiciones estatales; la financiación de actuaciones relacionadas con la reparación de los daños causados por el terremoto de 25 de enero de 2016; la subvención para la financiación de los costes de funcionamiento de la planta desalinizadora o el Programa dirigido a mujeres en situación de vulnerabilidad social y laboral durante los ejercicios 2018-2019.

El impulso al empleo ha sido otra de las áreas abordadas entre el Gobierno Socialista y el Ejecutivo de Melilla como se desprende del convenio para el desarrollo de proyectos de interés común a través de los Planes de Empleo; el de funcionamiento de los planes de empleo en el Centro Penitenciario de Melilla; el de funcionamiento del Plan de Empleo 2018 en el Instituto Nacional de Gestión Sanitaria; o el propio Plan Especial de Empleo que gestiona la Delegación del Gobierno.

Confianza en el sistema autonómico

El Gobierno de España impulsó el pasado año 18 convenios con la ciudad hermana de Ceuta; 14 con Euskadi; 20 con Asturias; 21 con Cantabria y otros tantos con Islas Baleares; 22 con Extremadura; 29 con Cataluña… hasta sumar los 603 convenios.

La firma de todos estos convenios en 2018 es una garantía de la confianza del Gobierno de la Nación en el sistema autonómico, de su propósito de tratar de forma equitativa problemas económicos y sociales comunes en todas las comunidades autónomas y de su apuesta decidida por asegurar la eficiencia y coherencia en la gestión pública.

Con este fin, los convenios de cooperación impulsados durante 2018 han dado respuesta a problemas y situaciones de hecho conocidas por la opinión pública y que requieren de un compromiso compartido entre el Estado y las comunidades autónomas.

El contenido de los convenios de cooperación es muy variado y heterogéneo, ya que buscan dar respuestas a situaciones diversas y no siembre coincidentes. Los convenios están íntimamente relacionados con el desarrollo del Estado autonómico desde sus inicios, y por eso se vienen usando para arbitrar mecanismos prácticos que abordan situaciones concretas y que aportan una visión integrada y compartida de los problemas sociales y administrativos de todas las comunidades y las ciudades autónomas.