Fomento destina 11 millones a las obras de adecuación del entorno urbano del sector de Riera Blanca

04/08/2009

Entre Barcelona y L´Hospitalet de Llobregat


  • Adif adecuará un tramo de 200 m de vía pública y una superficie de 5.000 m2

El Ministerio de Fomento, a través del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), ha iniciado las obras de adecuación del entorno urbano en el sector de Riera Blanca, entre los términos municipales de Barcelona y L’Hospitalet de Llobregat. Estos trabajos, cuyo importe asciende a 10.958.476,5 euros, permitirán urbanizar un tramo de 200 metros de vía pública y una superficie de 5.000 m2.

En el sector de Riera Blanca, Adif está ejecutando la adecuación del entorno urbano y la ampliación del drenaje mediante la construcción de un nuevo colector que discurre bajo el paso inferior de las vías de ancho convencional.

Con esta actuación, Adif responde a su firme compromiso de llevar a cabo operaciones de mejora del entorno urbano y la calidad de vida de los ciudadanos, una vez finalizada la construcción de la nueva infraestructura ferroviaria de alta velocidad.

Para la ejecución de estas obras, se utilizarán 3.550 m3 y 2.352 Tn de materiales para el asfaltado de la calzada, que incorporará un firme especial para minimizar el impacto acústico del tráfico de vehículos.

Para la creación de las aceras, se pavimentará, mediante baldosas, una superficie de 2.450 m2 y se colocarán 700 m de bordillo. Además, se instalarán 28 imbornales para la recogida de aguas pluviales, 222 m de vados de piezas graníticas y 47 luminarias.

Los trabajos se complementarán con la plantación de 45 árboles y la colocación de mobiliario urbano, integrado por 15 papeleras, 20 bancos y 100 m de barandillas. Para la regulación del tráfico, se habilitarán 6 semáforos y se pintarán 1.050 m de marcas viales.

Estas obras complementan las que está llevando a cabo Adif para la ampliación del paso inferior de Riera Blanca, que pasará a tener una altura de 4,5 m de altura y de uno a tres vanos, lo que le dotará de mayor capacidad y fluidez al paso de vehículos y peatones por esta calle. El vano central se destinará al tráfico rodado y tendrá una anchura de 13 m, mientras que los dos vanos laterales servirán para el paso de peatones con un ancho de 8 m cada uno. De este modo, se mejorarán de forma sustancial las condiciones de circulación de los vehículos, que hasta ahora disponen de una calzada de 7,6 m de ancho, y el confort y seguridad de los peatones, que transitan en la actualidad por dos aceras de 1,3 m de ancho cada una.

 

Nota de prensa (PDF)