La Delegación ahonda en el nacimiento de la astronomía con una conferencia del director del Observatorio Astronómico Nacional


La conferencia de Rafael Bachiller se enmarca en el 150 aniversario del Instituto Geográfico Nacional

11-02-2020

La Delegación del Gobierno en Cataluña, a través de su Área de Fomento, ha organizado este lunes una conferencia sobre ‘El nacimiento de la astronomía institucional en España en tiempos de la Ilustración’, del director del Observatorio Astronómico Nacional, Rafael Bachiller. Al acto, celebrado en el Palau Montaner, sede de la Delegación del Gobierno en Cataluña, han asistido más de 60 científicos y aficionados a la astronomía.

Astrónomo y director del Observatorio Astronómico Nacional (Instituto Geográfico Nacional), Rafael Bachiller es gestor del Área de Astronomía del Plan Nacional de I+D +i, secretario de la Comisión Nacional de Astronomía y delegado español en los Consejos de Dirección de las mayores instituciones internacionales de Astronomía, como ESO, IRAM y ALMA. Es autor de más de cien publicaciones en congresos internacionales, de unos 300 artículos de divulgación científica y de diversos libros, el último de los cuales ‘El universo improbable’. Ha participado como investigador principal en más de 12 proyectos nacionales e internacionales y es miembro de numerosos grupos de investigación. Recientemente ha obtenido el prestigioso premio PRISMA.

La conferencia de Rafael Bachiller se enmarca dentro de los actos de celebración del 150 aniversario del Instituto Geográfico Nacional del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana y ha contado con la colaboración de la Sociedad Española de Astronomía, el Instituto de Ciencias del Cosmos de la Universitat de Barcelona y la Agrupación Astronómica de Barcelona.

El nacimiento de la astronomía institucional en España está vinculado al Real Observatorio de Madrid, fundado por iniciativa de Carlos III a sugerencia de Jorge Juan, humanista, ingeniero naval y científico, que midió la longitud del meridiano terrestre demostrando que la Tierra está achatada en los polos. Si bien su decreto de constitución data de 1790, reinando ya Carlos IV. El edificio principal fue diseñado por Juan de Villanueva y alberga una espléndida biblioteca, con numerosos libros antiguos, y parte del fondo de su colección de instrumentos. Desde sus mismos comienzos, las actividades desarrolladas en el Real Observatorio de Madrid han cubierto los campos de la astronomía y de las ciencias de la tierra. En la actualidad, alberga las sedes del Observatorio Astronómico Nacional y del Observatorio Geofísico Central.