La delegada del Gobierno y el alcalde de Cáceres impulsan la coordinación de ambas administraciones

18-09-2019

Un instante de la reunión con el alcalde de Cáceres

La delegada de Gobierno en Extremadura, Yolanda García Seco, y el alcalde de Cáceres, Luis Salaya, han mantenido esta mañana una reunión de trabajo en la que han impulsado la coordinación de ambas administraciones en aquellos temas que son competencia de la Administración del Estado y que afectan a la ciudad de Cáceres. En la reunión se analizaron todos los temas que atañen al Gobierno Central y al Ayuntamiento, entre ellos los relacionados con inversiones en infraestructura, patrimonio y violencia de género.

“Hemos repasado todas las infraestructuras pendientes de ejecutar en Cáceres y que dependen de las Administración del Estado podemos decir que la mayor parte de ellas, proyectos antiguos y anhelados por los ciudadanos de Cáceres desde hace varios años, hoy están en condiciones de ser una realidad”, declaró García Seco al término de la reunión.

Infraestructuras

En el apartado de infraestructuras se analizó la situación de la carretera Cáceres-Badajoz que, tras la petición de la Junta de Extremadura, ha pasado a ser titularidad del Estado con el objetivo de que el Ministerio de Fomento proceda a su conversión en autovía. Una vez asumida la titularidad de esta vía por parte del Estado, la delegada ha informado de que el Ministerio de Fomento ha iniciado los estudios previos para su conversión en autovía y Demarcación de Carreteras los primeros trabajos “de manera que se pueda licitar lo antes posible la construcción del primer tramo de esta autovía que tanto queremos los extremeños”, dijo la delegada del Gobierno.

En la reunión también se ha analizado la conexión entre la A-58 y la citada carretera Cáceres-Badajoz. Esta obra ya cuenta con el estudio informativo en el que se ha optado por la alternativa sur; en los próximos días finalizará el plazo para presentación de alegaciones por parte de los organismos afectados y una vez recogidas, se remitirá al Ministerio para la Transición Ecológica para la obtención de la Declaración de Impacto Ambiental.

Estas dos obras están muy relacionadas puesto que se creará un corredor Madrid-Cáceres-Badajoz por autovía a través de la A-5 y la A-58, que se extenderá así hasta Badajoz.

Tanto para esta obra, como para la conversión en autovía de la N-523 (Cáceres-Badajoz) es necesaria la constitución de un Gobierno estable y la aprobación de los próximos presupuestos generales del Estado.

Otra obra que fue analizada en la reunión ha sido la remodelación de la Estación de Renfe y los ramales de acceso de la línea de alta velocidad a la ciudad de Cáceres.

En cuanto a las obras de la estación ya han sido licitadas, así como la asistencia técnica de las mismas, por lo que está en proceso de adjudicación. Esta obra se ha incluido en el mismo contrato que la remodelación de la estación de Plasencia y cuenta con un presupuesto de más de 10 millones de euros para ambas estaciones. Una vez adjudicadas las obras, el plazo de ejecución de las mismas será de 10 meses.

Los ramales de conexión de la línea de alta velocidad con la estación de Cáceres se ha licitado este mismo mes el estudio para las protecciones acústicas y vibratorias de los mismos, por lo que se están cumpliendo los plazos previstos.

Otra de las obras que se han analizado en la reunión es la de la Estación de Depuración de Aguas Residuales de Cáceres; una obra que cuenta con una inversión prevista de 60 millones de euros “y muy importante y necesaria para la ciudad de Cáceres”, declaró García Seco.

En estos momentos Confederación Hidrográfica del Tajo está procediendo a la adaptación del proyecto a los condicionantes recogidos en la Declaración de Impacto Ambiental para proceder al inicio de expediente de licitación y adjudicación; como en otros casos esta obra también dependerá de la aprobación de unos nuevos Presupuestos Generales del Estado que incluyan una partida para esta obra tan necesaria para Cáceres.

También se ha analizado la situación de las obras que afectan al Museo de Cáceres. Después de muchas vicisitudes y no mucho interés por parte de gobiernos anteriores, en diciembre de 2018 se perfiló el proyecto de estas obras y en enero de 2019 se ha solicitado la licencia de obra al Ayuntamiento. Una vez que se disponga de la licencia de obra, en la que ya trabaja el ayuntamiento, se iniciará el procedimiento de licitación y adjudicación de esta obra que cuenta con un presupuesto global de cerca de 9 millones de euros y un plazo de ejecución de 30 meses.

Patrimonio

En materia de patrimonio en la reunión se ha analizado la situación de la antigua cárcel de Cáceres, que en estos momentos es propiedad de la sociedad estatal SIEPSE; los terrenos colindantes pertenecen al ayuntamiento. No hay decisión tomada sobre este tema a la espera de definir su uso futuro por parte de la ciudad y de estudiar todas las posibilidades para darle la mejor utilidad de este espacio para la ciudad de Cáceres.

En cuanto al edificio sindical el Gobierno ya ha contratado a una empresa para la eliminación del escudo franquista existente en este edificio y se está a la espera de licencia de obra del ayuntamiento para proceder a su retirada. De igual modo se ha establecido un mecanismo de colaboración entre el Gobierno de España y el Ayuntamiento para proceder a la retirada de todos aquellos vestigios franquistas que deban ser retirados conforme a la Ley de Memoria Histórica.

Respecto a las obras en la muralla de Cáceres se han iniciado las obras de la primera fase prevista en su remodelación que cuenta con la ayuda del Gobierno a través del 1,5% cultural.

Violencia de Género

Por último, en la reunión se ha analizado también la colaboración entre ambas administraciones en materia de violencia de género, destacándose la inmediata incorporación de la policía local de Cáceres al programa VioGen del Ministerio del Interior dirigido a la protección de las víctimas de la violencia machista.

En estos momentos en Cáceres hay 180 víctimas activas de violencia de género que cuentan con un seguimiento específico; se han presentado en lo que llevamos de año 65 nuevas denuncias por este delito y hay 11 mujeres que cuentan con el dispositivo Atempro, que es el servicio telefónico de atención y protección a las víctimas de violencia de género.

En conclusión, ha sido una reunión en la que se han abordado todos los temas que afectan a ambas administraciones y se han establecido los mecanismos de coordinación para impulsar la colaboración entre el Gobierno de España y el Ayuntamiento de Cáceres.