El delegado del Gobierno insiste a Alcoa para que venda y que no ponga el foco en la SEPI

El delegado del Gobierno insiste a Alcoa para que venda y que no ponga el foco en la SEPI

29/06/2021

Tras la reunión mantenida hoy con los trabajadores y que ha presidido la ministra Reyes Maroto, acompañada también por el secretario general de Industria, Raül Blanco


El delegado del Gobierno, José Miñones, ha recordado hoy que el Ejecutivo está del lado de los trabajadores de Alcoa y ha reconocido el esfuerzo tanto de ellos como de las diferentes administraciones para mantener los puestos de trabajo y las capacidades productivas de la planta de A Mariña. Así se ha expresado al final de la reunión mantenida hoy con el comité, que ha estado presidida por la ministra de Industria, Reyes Maroto, y que ha contado también con el secretario general de Industria, Raül Blanco, y la subdelegada de Lugo, Isabel Rodríguez.
 
“Lo que tenemos que forzar es que Alcoa venda y lo haga a un buen comprador porque los hay, a diferencia de Alu Ibérica, porque hay empresas industriales con garantías y que conocen el negocio. Y podríamos estudiar cómo favorecer la compra”, ha explicado el delegado del Gobierno.
 
En esta línea, ha avanzado que la ministra de Industria ha emplazado a un nuevo encuentro en los próximos días para definir una estrategia común que permita garantizar la venta de Alcoa.
 
El delegado del Gobierno ha señalado que, “Alcoa tiene una estrategia que consiste intentar demostrar ante la justicia que ellos son los buenos y el resto somos los malos que hemos generado el problema. Alcoa ha sido desleal con España y lo demuestran los diferentes conflictos que tienen abiertos, como el de Alu Ibérica”.
 
En la reunión se han repasado las diferentes actuaciones del Gobierno para salvar San Cibrao, como buscar alternativas industriales o intervenir en el proceso judicial para evitar el ERE. En este sentido, el delegado del Gobierno ha recordado que el acuerdo que firmó Alcoa con los trabajadores el pasado mes de enero para evitar la huelga incluyó la intervención de la SEPI, cuando nadie consultó con la propia SEPI o con el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.
 
“El Gobierno sigue estando al lado de los trabajadores. El papel de la Sepi es de intermediador. Pero hay 6 posibles compradores y no todos necesitan el papel de intermediación de la Sepi”, ha señalado el delegado del Gobierno.