Cerca de un 20% de los fallecidos en 2015 en accidente de tráfico era usuario de motocicleta

20/05/2016

  • Durante los dos próximos fines de semana, la DGT realiza una campaña especial de control de este tipo de vehículos en carreteras interurbanas de la región
  • Cinco fallecidos en 2015 y uno en lo que llevamos de año es el balance más reciente


Murcia, 20 de mayo de 2016. Setenta y cinco accidentes con víctimas, cinco fallecidos y veintitrés hospitalizados es el balance del año 2015 entre usuarios de motocicleta, un vehículo cuyo uso se incrementa significativamente durante los fines de semana y con la llegada del buen tiempo, lo que ha llevado a la jefatura provincial de tráfico a desplegar una campaña especial de control y vigilancia en vías interurbanas que se desarrollará durante los dos próximos fines de semana, 20 y 21 de mayo y 28 y 29 del mismo mes.

“Es necesario desarrollar este tipo de campañas para lograr, fundamentalmente, una mayor concienciación entre los usuarios de los vehículos de dos ruedas para que hagan un uso racional y ajustado a la norma en la conducción de este tipo de vehículos”, explica Virginia Jerez, jefa provincial de Tráfico.


En el año 2015, los usuarios de motocicletas estuvieron involucrados en el 18,47% del total de accidentes con víctimas en vías interurbanas, y los cinco fallecidos conducían una motocicleta de más de 125 centímetros cúbicos. En total, durante este año se produjeron veintiséis fallecidos en accidentes de circulación, por lo que las víctimas mortales que conducían una motocicleta representan el 19,23% del total.

Entre el 1 de enero y el 18 de mayo de 2016, entre usuarios de moto, se han producido un total de 29 accidentes con víctimas en vías interurbanas, con un fallecido, trece heridos hospitalizados y 21 heridos no hospitalizados. El único fallecido conducía una motocicleta de 125 centímetros cúbicos.

La jefa provincial de Tráfico insiste en que el uso del casco no es una opción, sino una necesidad, pues, no llevarlo, tiene las siguientes consecuencias:

• Incrementa el riesgo de lesión en la cabeza.

• Incrementa la severidad de las lesiones de cabeza.

• Incrementa el tiempo en hospital.

• Incrementa la probabilidad de muerte como consecuencia de lesiones en la cabeza.

Al contrario, llevarlo minimiza considerablemente las consecuencias:

• Desciende el riesgo y la severidad de las lesiones en un 72%.

• Desciende la probabilidad de muerte en un 39%, dependiendo de la velocidad de la moto.

• Desciende el coste del cuidado médico asociado a los accidentes.

 

Nota de prensa en PDF (PDF)