Salgado ha informado a las comunidades autónomas sobre el contenido del próximo Consejo Europeo de Lisboa

En una reunión mantenida esta mañana en el Senado

12-12-2007

• La reunión se ha celebrado ante la imposibilidad de constituir la Conferencia para asuntos Relacionados con las Comunidades Europeas (CARCE) por falta de quórum • El Gobierno ha informado sobre las perspectivas del Consejo Europeo del próximo 14 de diciembre tras la firma del nuevo Tratado de la Unión Europea  La ministra de Administraciones Públicas, Elena Salgado, acompañada por los secretarios de Estado para la Unión Europea, Alberto Navarro, y de Cooperación Territorial, Fernando Puig de la Bellacasa, ha presidido hoy una reunión con las comunidades autónomas en el Senado que ha sustituido a la Conferencia para Asuntos Relacionados con las Comunidades Europeas (CARCE). Esta conferencia, que estaba convocada para hoy, no ha podido celebrarse al no haber acudido los consejeros de La Rioja, Murcia, Comunidad Valenciana, Castilla y León, Canarias, Ceuta y Melilla, pese a haber confirmado su asistencia, y no haberse alcanzado el quórum necesario establecido por el reglamento, que exige la presencia de un mínimo de 14 consejeros de comunidades autónomas para que la CARCE pueda adoptar acuerdos. Asturias y País Vasco habían excusado su asistencia por escrito. El objetivo fundamental de este encuentro era el examen de diversos asuntos relevantes relacionados con el estado actual del proyecto europeo, así como la formalización de algunos acuerdos sobre participación de las comunidades y ciudades autónomas en determinados ámbitos de la Unión Europea. La imposibilidad de adoptar acuerdos ha hecho que se dejen estos asuntos pendientes para una próxima reunión. CONSEJO EUROPEO En la sesión informal que ha tenido lugar esta mañana se ha informado a las comunidades autónomas sobre las perspectivas de la próxima reunión del Consejo Europeo, que se celebrará el 14 de diciembre en Lisboa tras la firma del nuevo Tratado de la Unión Europea, que posteriormente deberán ratificar los Estados miembros durante los próximos meses. El nuevo tratado, entre otros temas, desarrolla el llamado “principio de subsidiariedad” que sólo permite que la Unión Europea pueda intervenir en ámbitos en los que no es competente de forma exclusiva cuando los objetivos no puedan ser alcanzados por los Estados miembros. A partir del nuevo tratado, y para salvaguardar con mayores garantías este principio, las parlamentos de cada país, en coordinación con los de otros Estados, podrán poner en marcha un sistema denominado “de Alerta Rápida” para instar a la Comisión a que reconsidere sus propuestas en el caso de que se estime que éstas vulneran el principio de subsidiariedad. En este momento existe ya un proyecto de informe sobre la aplicación por las Cortes españolas de las nuevas disposiciones del Tratado de Lisboa en esta materia, elaborado por la Comisión Mixta para Asuntos de la Unión Europea, en el que se prevé la participación de los parlamentos autonómicos.