Quiñones destaca la buena coordinación en los dos episodios de nevadas que han afectado a Cantabria

Quiñones destaca la buena coordinación en los dos episodios de nevadas que han afectado a Cantabria

13/01/2021

 La delegada del Gobierno ha agradecido el trabajo del personal de la Demarcación de Carreteras, la Jefatura Provincial de Tráfico y la Guardia Civil


La delegada del Gobierno de España en Cantabria, Ainoa Quiñones, ha destacado la buena coordinación en los dos episodios de nevadas que han afectado a Cantabria a principios de este mes de enero, en concreto entre los días 2 y 5 y este último fin de semana debido a la borrasca Filomena.

Quiñones ha agradecido especialmente el trabajo del personal de la Demarcación de Carreteras del Estado en Cantabria, de la Jefatura Provincial de Tráfico y de los agentes del Sector de Tráfico de la Guardia Civil que, además, han contado con el apoyo de efectivos de Seguridad Ciudadana.

La delegada del Gobierno ha ensalzado que la experiencia que tanto los servicios estatales en la región como los autonómicos tienen “una gran experiencia” para abordar estos episodios de nieve y cuya coordinación se analiza y actualiza cada año en la Comisión de Vialidad Invernal.

En estos dos últimos episodios, para atender la Red de Carreteras del Estado y especialmente la A-67, los servicios del Estado han contado con cerca de 250 efectivos trabajando en primera línea de la Demarcación de Carreteras y la Guardia Civil, unos operativos en los que también ha participado personal de la DGT (Jefatura de Tráfico de Cantabria y Centro de Gestión de Tráfico de Valladolid), de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) y de la Unidad de Protección Civil y Emergencias de la Delegación del Gobierno.

Quiñones ha indicado que en Cantabria causó mayor afección el episodio de nieve registrado entre el 2 y el 5 de enero, aunque el paso de Filomena también afectó durante la tarde-noche del pasado sábado, y en ambos casos ha destacado la afección a la A-67, vía de alta capacidad que conecta la Comunidad Autónoma con la Meseta.

En este punto, la delegada del Gobierno ha ensalzado que el Gobierno de España ha hecho un esfuerzo "enorme" y "nunca antes visto" para avanzar días antes de la borrasca Filomena la previsión de un fuerte temporal de nieve.

Un temporal que, aunque en Cantabria no ha causado muchas afecciones, ha traído a algunas partes del país las mayores nevadas de los últimos 50 años. “Y, para hacer frente a ello, el Gobierno de España ha trabajado de forma coordinada movilizando todos los recursos para actuar con rapidez, informando además en todo momento a la ciudadanía y previniendo para garantizar la seguridad”.

A su vez, Quiñones ha destacado el compromiso cívico de la ciudadanía que ha evitado en su mayoría hacer desplazamientos si no era necesario y que ha facilitado garantizar la seguridad y reducir la siniestralidad.

RESTRICCIONES EN AMBOS EPISODIOS

Durante ambos episodios de nieve, la autovía A-67 ha permanecido 23 horas en nivel amarillo, es decir con la circulación restringida a vehículos pesados y articulados, y 19 horas en nivel rojo, en el que solo se permite el paso a vehículos con neumáticos de invierno.

Estos niveles de circulación que se van estableciendo en función de las condiciones meteorológicas se determinan en el puesto de mando avanzado que, para tal fin, se establece con un mando de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y un responsable de la Demarcación de Carreteras.

En este punto, la delegada del Gobierno ha apuntado que, a la hora de decretar las restricciones de circulación de la autovía, “prima siempre la prevención” y se restringe el paso a vehículos pesados “antes de que la nevada sea importante con el fin de evitar que éstos puedan quedar atascados o cruzados en la vía” ya que, de ocurrir esto, “supondría un riesgo para quienes circulan con estos vehículos e impediría la actuación de las quitanieves”.

En estos dos episodios, ha detallado que la restricción de circulación a vehículos pesados se realizó fundamentalmente en el tramo entre Arenas de Iguña y Reinosa, en ambos sentidos, procediendo al embolsamiento  de camiones que, una vez la meteorología mejoraba, eran  dirigidos en convoyes con máquinas quitanieves y patrullas de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil.

El mayor tiempo de restricción a estos vehículos fue de ocho horas y, mientras permanecieron embolsados, recibieron información permanente de las previsiones por parte de la Guardia Civil. En este punto, Quiñones ha destacado la coordinación del operativo con la Guardia Civil de Palencia, que embolsó a los camiones en Aguilar de Campoo para impedir el paso de estos vehículos hacia Cantabria cuando la parte cántabra de la A-67 no estaba en condiciones para su circulación.

ACTUACIONES DE DEMARCACIÓN DE CARRETERAS

En cuanto a las actuaciones concretas de la Demarcación de Carreteras del Estado en Cantabria y sus servicios de conservación, en ambos episodios de nieve las incidencias se acumularon en las zonas altas de la red y concretamente en la A-67 y N-611, desde Arenas de Iguña hasta el límite con Palencia, incluyendo el puerto de Pozazal, en la N-621 en el puerto de San Glorio, en la N-623 en el puerto de El Escudo y en la N-629 en el puerto de los Tornos.

En todos los casos las incidencias más restrictivas fueron la prohibición de circulación de vehículos pesados y la obligatoriedad del uso de cadenas o neumáticos de invierno para los vehículos ligeros. El punto de restricción más significativo, por la importancia de la vía y la intensidad de tráfico que soporta, es el de la A-67.

Para la atención de las incidencias, la Demarcación de Carreteras del Estado ha empleado 42 máquinas quitanieves y un dispositivo humano de 98 personas.

Uno de los aspectos primordiales de la lucha contra la nieve y el hielo es el del uso de fundentes, tanto en labores preventivas, para evitar la formación de hielo en la calzada, como en labores curativas, una vez que ha nevado, para evitar que se forme hielo.

En este aspecto se han utilizado en el conjunto de los dos episodios de nieve 3.200 toneladas de sal y 1.137.000 litros de salmuera. Por episodio, del 2 al 5 de enero se utilizaron 2.600 toneladas de sal y 952.000 litros de salmuera, mientras que los días 9 y 10 se usaron 600 toneladas de sal y 185.000 litros de salmuera.

ACTUACIONES DE LA GUARDIA CIVIL Y LA JEFATURA DE TRÁFICO

En cuanto a la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, en ambos episodios contó con 102 efectivos desplegados, a los que sumaron como refuerzo otros 42 de las unidades de Seguridad Ciudadana, todos ellos para atender las incidencias en la Red de Carreteras del Estado.

Mientras que otros 48 efectivos de la Agrupación de Tráfico se emplearon en otros puntos de la Comunidad Autónoma para atender las incidencias ocasionadas por ambos temporales en otras vías de la región. En concreto, actuaron en las carreteras de Alto Campoo, Palombera, El Caracol, La Braguía o La Sía.

Por su parte, la Jefatura Provincial de Tráfico ha coordinado la información inmediata de la situación de las carreteras al Centro de Gestión del Tráfico  de Valladolid, que es el que coordina la circulación de largo recorrido de todas las vías de Asturias, Cantabria y Castilla y León.

Desde la Jefatura se comunican todos los cambios de nivel de afección de las carreteras al CGT para que la información esté permanentemente actualizada tanto en la web de la Dirección General de Tráfico (www.dgt.es) como en los paneles de mensajería variable de las carreteras.

Además de los paneles de mensajería fijos, la Jefatura Provincial de Tráfico cuenta con un panel de mensajería variable portátil, que se va ubicando en aquellos lugares en los que es necesario dar información a los conductores y no se dispone de un panel fijo en la zona.

Quiñones destaca la buena coordinación en los dos episodios de nevadas que han afectado a Cantabria (PDF · 197.32 KB)

Quiñones destaca la buena coordinación en los dos episodios de nevadas que han afectado a Cantabria (MP31.17 MB)

Twitter Delegación del Gobierno en Cantabria