García Seco destaca la importancia de una política de regadíos sostenible con una gestión de agua eficiente y equilibrada

04-06-2019

Banner del portal de transparencia

La delegada del Gobierno en Extremadura, Yolanda García Seco, participó hoy en la inauguración del XXXVII Congreso Nacional de Riego celebrado en Don Benito, donde destacó la importancia de una política de regadíos con una gestión eficiente del agua.

En este sentido, recordó que falta poco para la aplicación de un nuevo marco financiero y presupuestario “que nos dará la hoja de ruta de cómo tiene que ser la inversión en la agricultura del fututo, aunque las recetas son conocidas” y se refirió  así a un regadío sostenible y eficiente, compatible con una estrategia europea de lucha contra el cambio climático. Un regadío que consuma menos agua y con menos insumos y menos productos fitosanitarios, que contribuya de forma favorable al cambio climático. “Un regadío moderno y eficiente donde Extremadura pueda sacar pecho”, añadió.

Un hecho que remarcó teniendo en cuenta que, como señaló García Seco, Extremadura es pionera en esta tecnología para los cultivos y aseguró que los gobiernos de España y Extremadura avanzarán en un regadío puntero en un contexto de tiempo muy determinante para el futuro de la agricultura y la alimentación en España y en Europa.

Pero además de la importancia del riego desde el punto de vista medioambiental, la delegada del Gobierno destacó su relevancia desde la perspectiva social, dado que un riego sostenible y eficiente ayuda asimismo a la fijación de la población en el territorio y luchar contra el reto demográfico, señaló.

García Seco dijo sentirse “profundamente orgullosa de las comunidades de regantes de Extremadura y de cómo se ha llevado a cabo esa modernización y apuesta por un riego eficiente y sostenible desde el punto de vista económico”.

Para terminar, la delegada del Gobierno apuntó algunos desafíos determinados por Bruselas. Un nuevo marco financiero que fijará un escenario económico y una programación plurianual con nuevos fondos en los que no faltará el regadío, declaró. “Pero esas nuevas superficies serán distintas a las que pusimos hace 30 años, ahora tratarán de fijar la población y luchar contra el cambio climático y no podemos quedarnos atrás”, afirmó.

“Continuaremos modernizando los regadíos, ampliando aquellos que sean sostenibles y eficientes, como los de Tierra de Barros y además estamos trabajando para que la SEIASA mejore la financiación de los regadíos en Extremadura. Tras unos años de poca actividad, ya se está trabajando en un nuevo convenio que permitirá a los regantes afrontar de forma económicamente sostenible, las necesarias modernizaciones que se tienen que llevar a cabo”.