El Gobierno aprueba el Plan de Dinamización Económica y Medidas para el Empleo en el área de influencia de la central nuclear de Garoña

Consejo de Ministros

20-11-2009

  • Con este plan, el Gobierno persigue fortalecer la estructura productiva de la zona y garantizar un crecimiento estable y sostenible
  • El Plan se extenderá desde 2010 a 2013 y la inversión directa superará los 900 millones de euros
  • La estrategia se estructura en cinco ejes: regeneración de la industria; infraestructuras; empleo y desarrollo social; turismo y medio ambiente; y desarrollo tecnológico e innovación
 
El Consejo de Ministros ha aprobado en su reunión de hoy el Plan de Dinamización Económica y Medidas para el Empleo en el área de influencia de la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos) 2010-2013, diseñado por el Gobierno para fortalecer la estructura productiva de la zona y garantizar un crecimiento estable y sostenible en los próximos años.
 
El borrador del plan fue presentado el pasado miércoles por el vicepresidente tercero del Gobierno y ministro de Política Territorial, Manuel Chaves, en Miranda de Ebro (Burgos) durante la reunión del Consejo para el Impulso del Plan, que coordina este Ministerio.
  
ÁMBITO DE ACTUACIÓN
 
El ámbito territorial del plan es el determinado como área de influencia por el Plan Básico de Emergencias Nucleares y comprende 78 municipios con 97.214 habitantes, distribuidos en tres comunidades autónomas: Castilla y León (Burgos), donde se ubica la mayor parte de localidades, La Rioja y el País Vasco (Álava y Vizcaya).
 
El plan pretende abrir nuevos espacios de oportunidad y empleo en la zona, a partir de la diversificación de las fuentes de riqueza para hacerlas estables y sostenibles para el futuro.
 
Para alcanzar este objetivo, el Gobierno ha diseñado una estrategia de desarrollo de la zona, sustentada en la privilegiada situación geográfica del entorno de la central, en la calidad de su mano de obra y en la extensa bolsa de suelo industrial. 
 
CINCO EJES DE ACTUACIÓN Y CASI UNA TREINTENA DE MEDIDAS
 
El Plan aprobado hoy desarrollará casi una treintena de medidas que se engloban en cinco ejes, con una dotación estimada de más de 900 millones de euros en inversiones directas para un periodo de cuatro años (2010-2013)
  • Regeneración del tejido industrial y empresarial.
  • Desarrollo de nuevas infraestructuras.
  • Potenciación del empleo y del desarrollo social.
  • Refuerzo del turismo, así como un desarrollo rural sostenible y respetuoso con el medio ambiente.
  • Impulso de la innovación y el desarrollo tecnológico.
Las medidas más importantes contenidas en el Plan son las siguientes:
 
1.        INDUSTRIA:
 
·     Regeneración del tejido industrial y empresarial. Ayudas a la reindustrialización que van a representar 100 millones de euros de financiación durante cuatro años, 25 de ellos ya el próximo año. Estas ayudas fueron publicadas en el BOE la semana pasada.
 
·     Mejorar el sistema de Incentivos Regionales para atraer nuevas inversiones empresariales a la zona. De este modo, el Ministerio de Economía y Hacienda concederá a todos los proyectos calificados favorablemente una bonificación adicional de cinco puntos.
 
·     Una línea de préstamos participativos para financiar proyectos empresariales, así como iniciativas para el desarrollo de nuevos parques industriales, como el de El Bullón, en Miranda de Ebro.
 
2.        INFRAESTRUCTURAS:
 
·     Mejora de las comunicaciones, tanto en el tránsito de mercancías como de viajeros. La medida de más envergadura será la conversión en autovía de la carretera N-I, en el tramo comprendido entre Burgos y Miranda de Ebro, una actuación que va a suponer una inversión superior a los 650 millones de euros.
 
·     Actuaciones de mejoras en carreteras y comunicaciones ferroviarias, con la próxima licitación del proyecto de alta velocidad Burgos-Vitoria, así como en el Corredor Cantábrico-Mediterráneo.
 
3. EMPLEO Y DESARROLLO SOCIAL
 
·     Medidas orientadas más directamente al empleo y a la formación. Para ello se va a poner en marcha un plan de intervención multimodal que va a incluir desde medidas de formación a otros incentivos para el mantenimiento del empleo que deberán contar la colaboración de la Junta de Castilla y León, competente en esta materia.
 
·     Programa de capacitación que ayude a la diversificación económica de los municipios más próximos a la central nuclear.
 
4. TURISMO Y DESARROLLO RURAL
 
·     Fomento del turismo y de las actividades ligadas al medio ambiente y el desarrollo rural en la zona. configuran el cuarto eje de actuación del Plan, que parte de la base de las privilegiadas condiciones naturales y la riqueza histórica de los municipios del entorno de la central de Garoña.
 
·     En el ámbito medioambiental, se potenciará el tratamiento y depuración de las aguas, con medidas como la ampliación de la depuradora de Miranda de Ebro, mejora en el tratamiento de residuos industriales y otros dispositivos de control de la calidad del agua, así como actuaciones de limpieza y recuperación de riberas.
 
·     En relación con el desarrollo rural,  enfocado a las zonas más cercanas a la central, se actuará para mejorar determinados servicios e infraestructuras básicas y para recuperar áreas naturales degradadas en los municipios.
 
·     Turismo. Se pondrá en marcha un Plan de Dinamización, en colaboración con la Junta de Castilla y León, con incidencia especial en el entorno más cercano a la Central que ponga en valor sus activos naturales, históricos y culturales. Entre otros proyectos se prevé la construcción de un Parador Nacional de Turismo, en el lugar que sea más adecuado de la zona, y con un coste estimado de 24 millones de euros.
 
·     Aumento en un millón de euros al año, de las asignaciones que reciben los municipios por estar enclavados en el entorno de una central nuclear.
 
5. INNOVACIÓN
 
·     Desarrollo de un Proyecto piloto de investigación y desarrollo tecnológico de los procesos de desmantelamiento de la central de Garoña.
 
·     Creación de un parque tecnológico y potenciación del Centro Tecnológico de Miranda de Ebro.
 
SITUACIÓN DE LOS TRABAJADORES DE LA CENTRAL
 
En relación con la situación de los trabajadores de la central de Garoña, el plan prevé que el proceso de cierre, que se iniciará en julio de 2013 y se prolongará durante un periodo de 8 a 10 años, requerirá una media de 250 trabajadores al año, entre los que se dará prioridad a los de la planta.
 
A los trabajadores afectados por el cierre se les aplicarán los mismos beneficios que se han aplicado en otros procesos de reestructuración industrial.