Evelio Antich: “No es posible exigir y defender todos nuestros derechos y libertades sin cumplir con la legalidad, con las obligaciones y con las normas”

Antich, imponiendo una de las medallas

04/10/2016

“Una libertad y unos derechos que encarnan y defienden como un mantra los agentes del Cuerpo Nacional de Policía, que son clave en nuestra convivencia”, ha defendido el secretario general de la Delegación del Gobierno en el Día de la Policía 2016


El secretario general de la Delegación del Gobierno en Illes Balears, Evelio Antich, ha presidido esta tarde la celebración del Día de la Policía 2016 junto con la presidenta del Govern balear, Francina Armengol, y el jefe superior del Cuerpo Nacional de Policía en las Islas, Antonio Jarabo, un acto celebrado en el patio de La Misericòrdia de Palma al que han acudido los mandos de los diferentes cuerpos, autoridades políticas, militares y civiles, y familiares de los agentes. Durante éste se han entregado las condecoraciones a la Orden del Mérito Policial.

Antich ha cerrado el acto manifestando “el honor y la responsabilidad de dirigirme a vosotros como máximo responsable de la Delegación del Gobierno en Illes Balears”, reafirmando tras cinco años de trabajo junto a la Policía Nacional “la convicción de que estamos ante un cuerpo admirable, fiable y comprometido con sus conciudadanos”. El secretario general ha avalado la “mejora constante de los índices de criminalidad tras recibir, año tras año, récords de turistas en nuestras Islas”, mostrando su “satisfacción, que no autocomplacencia, por el trabajo bien hecho”.

A continuación, se ha detenido en el término “libertad”, destacado por Jarabo, “una libertad que es el origen y sobre la que descansa nuestro Estado de Derecho y cuyo pilar fundamental conforma nuestra Constitución. Libertad y derechos que encarnan y defienden como un mantra los agentes de Policía Nacional aquí representados, que son clave en nuestra convivencia”.


"Sin convivencia no hay futuro en paz"

Antich ha recordado que “no es posible exigir y defender todos esos derechos y libertades sin cumplir con la legalidad, con las obligaciones y con las normas, empezando por la que nos marca las directrices y la identidad de este país, esa Constitución más necesitada de desarrollo normativo que de apresurados cambios sin amplios consensos. Sin legalidad no hay libertad, sin libertad no hay convivencia y sin convivencia no hay futuro en paz”.

El máximo representante de la Administración del Estado en las Islas ha hecho referencia a las palabras pronunciadas por la fiscal general del Estado en la reciente apertura del Año Judicial 2016, en las que señalaba que “algunos invocan la democracia y la libertad para proponer el incumplimiento de las leyes y la desatención a las libertades de todos, que son la esencia misma de la democracia. Esto sugiere que determinados usos de la libertad pueden suponer un peligro para la democracia. No es la libertad lo que libera a los ciudadanos, sino la ley”. Algo, según Antich, “que pudiera resultar simple y obvio y que, sin embargo, nunca podemos olvidar y debemos seguir recordando”.

También se ha hecho eco de la intervención de Su Majestad el Rey ante la LXXI Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York, hace apenas 15 días, en donde Felipe VI defendió que “todas las democracias avanzadas como España atraviesan en algún momento de su historia coyunturas complejas. Pero las superan por la fortaleza y cohesión de su sociedad, la solidez de sus instituciones, la vigencia de su sistema de libertades; por su firme convicción en que las diferencias se superan con voluntad de acuerdo dentro del respeto a las reglas que se han dado”.

En este sentido, el secretario general recuerda que “el Cuerpo Nacional de Policía es, sin duda, uno de los principales garantes de nuestras libertades, de nuestra convivencia y nuestra cohesión social y territorial”.


Ejemplaridad de los agentes

Evelio Antich se ha detenido también en la “ejemplaridad” con la que los agentes de la Policía Nacional “hacen frente a los delitos comunes que cada día nos acechan y también a los nuevos desafíos, como es el terrorismo islamista que tanto daño está haciendo en todo el mundo y en nuestro entorno más cercano”.

Por ello, ha destacado “entre todos los éxitos cosechados en el último año, la operación que el pasado mes de abril permitió detener en Palma a un joven relacionado con la organización terrorista DAESH, un claro ejemplo de que la Policía Nacional está muy atenta ante las nuevas amenazas que nos acechan tanto dentro como fuera de nuestras fronteras”.

Finalmente, ha resaltado el “marcado compromiso social y personal” de la Policía Nacional, con actuaciones tan importantes como la de “un compañero vuestro fuera de servicio que salvó la vida de dos niños que estaban a punto de ahogarse en la playa de Son Serra de Marina a finales de agosto, o la de otros compañeros que también este verano evitaron que una ciudadana extranjera consumara un intento de suicidio en Ibiza”. Actuaciones que “no sólo os humanizan, sino que os convierten en personas especiales y dignas de total admiración.

Por todo lo expuesto, el secretario general de la Delegación del Gobierno se ha despedido dando la enhorabuena a los condecorados en este patrón y transmitiendo a todo el Cuerpo Nacional de Policía “el profundo agradecimiento en nombre de los ciudadanos de estas Islas, del Gobierno de la nación y en el mío propio, en tanto que sois ejemplo de entrega y coraje”.

Discurso íntegro del secretario general de la Delegación del Gobierno (PDF)