Gobierno y Diputación de Valladolid presentan un proyecto para extender las barreras de protección para motoristas en las carreteras provinciales

18/10/2010

ESTA MAÑANA EN LA SUBDELEGACION DEL GOBIERNO
 
 El parque de motocicletas en la provicia de Valladolid es de más de 23.000 unidades, que suponen el 11 % del parque provicial de vehículos, pero, en contra de lo que sucede con los turismos, la accidentalidad no decrece en este segmento.
 La institución provincial y la DGT invertirán 600.000 euros en eliminar puntos negros e instalar 12 kilómetros de biondas para motos en varios tramos de la red provincial de carreteras.
 El Ministerio de Fomento ya ha instalado 50 km de sistemas de protección para motoristas en la red de carreteras del estado en la provincia de Valladolid, con una inversión cercana a 1,5 millones de euros.
 
En estos momentos, el parque de motocicletas en la provincia de Valladolid es de 37.745 unidades, cerca del 11 % del total de vehículos que circulan por las carreteras provinciales, compuesto por 344.973 unidades y en el que predominan, de manera muy mayoritaria, los turismos con un 73 %, pero en el que las motos van ganando espacio.

Pero así como las cifras de accidentalidad con turismos implicados están en franca regresión, aunque puedan producirse repuntes puntuales, debido a los cambios de hábitos de comportamiento de los conductores y a su mayor concienciación de los riesgos, la accidentalidad en motos no decrece.

En la provincia de Valladolid la evolución de motoristas fallecidos en carretera señala que fueron 4 en 2006, 5 en 2007, 3 en 2008, ninguno en 2009 y 2 en 2010, hasta el 13 de octubre. En esos mismos años se produjeron 3 accidentes en 2006, 5 en 2007, 3 en 2008, ninguno en 2009 y 2 en 2010.

De manera paralela a como ocurre con los turismos, las causas de la accidentalidad de los motoristas señalan a dos factores, la distracción o somnolencia y los adelantamientos inadecuados, responsables al 50 %, de las muertes ocurridas en Valladolid en lo que llevamos de 2010.

Todavía una característica más iguala a turismos y motocicletas: el tipo de vías en el que se producen los siniestros, ya que son las carreteras convencionales que integran la red secundaria los escenarios más habituales de la accidentalidad motera. Así los dos accidentes mortales de 2010 en nuestra provincia ocurrieron en una carretera nacional y en una autonómica.

181010_NP_guardarrailes_motos_Diputacion (PDF)